Impresoras FDM

La tecnología de impresión FDM (también llamada FFF) es la más popular de todas. Utiliza como insumo un filamento plástico que la impresora funde y deposita en forma controlada para crear piezas en 3 dimensiones. Es capaz de utilizar una gran variedad de plásticos diferentes en función del uso que se le dará a la pieza impresa. El mecanismo y su utilización son sencillos. Esto sumado al bajo costo de los equipos e insumos la convirtieron en la tecnología más utilizada. Las impresoras 3D FDM están basadas en 3 elementos principales:

Una cama caliente o superficie de impresión en donde se construye la pieza

Una bobina o rollo de filamento, que es el material de construcción de la pieza (como la tinta de una impresora de papel)

Un cabezal de extrusión, también llamado hotend

El filamento es traccionado por el cabezal de extrusión y es fundido a una temperatura controlada para ser depositado en forma precisa capa por capa sobre la cama caliente.
Entre los materiales compatibles para las impresoras FDM podemos citar el PETG, ABS, PLA, Nylon, HIPS y un largo etcétera. Las áreas de impresión van desde 200 x 200 hasta 1m x 1m. Se utilizan para la fabricación de prototipos, piezas funcionales, figuras etc. 
Su precisión dimensional y calidad de impresión son muy buenas, pero no tanto como sistemas de resina o SLS.
Entre sus principales ventajas podemos citar su bajo costo de adquisición y operación, facilidad de uso y variedad de materiales disponibles.
Es una excelente herramienta para empresas, establecimientos educativos, profesionales y hobbistas.